Blogia
Master Hellcat

Relatos interactivos: Introducción e Instrucciones

INTRODUCCIÓN

Un relato interactivo es, básicamente, un relato escrito con la idea de que la sumisa, al leerlo, pueda ir realizando las acciones que en él se relatan. Algo así como una obra de teatro cuyo guión se ha escrito en forma novelada.
El autor comprende que al estar sola, la sumisa tendrá ciertas limitaciones a la hora de seguir las indicaciones del relato. Sin embargo, se confía en su imaginación para suplir esta carencia. La sumisa podrá llegar tan lejos como le permita su imaginación o sus circunstancias personales.
Este tipo de relatos está especialmente dirigido a sumisas sin Amo o que aún tengan dudas sobre su posible entrada en el mundo BDSM y quieran probarlo sin intervención de otras personas. También puede servir de actividad que un Amo ordene realizar a su sumisa.

INSTRUCCIONES

La sumisa leerá el relato e irá realizando las acciones que se relatan, simulando ser la protagonista de la historia.
Si fuera necesario algún tipo de material para facilitar la implementación del relato, habrá un apartado en el que se enumere ese material. Queda entendido que el autor siempre tendrá en cuenta que las circunstancias de las sumisas que pueden leer el relato pueden ser diferentes. Por lo tanto, el relato será escrito de forma que el material enumerado no sea absolutamente imprescindible, aunque en algunos casos pueda ser recomendable su uso para una adecuada interpretación del papel de la sumisa.
Las historias pueden ir precedidas de una introducción cuyo objetivo es poner a la sumisa en antecedentes de lo que va a leer en el relato. No es necesario que la sumisa interprete lo que pone en la introducción. Sin embargo, si encuentra algún elemento que sea de su agrado, no hay ningún problema si también desea representarlo.
A continuación se describen varios ejemplos. Las citas entrecomilladas serían parte del texto del relato y, al lado, se explica qué se espera que haga la sumisa y algunas ideas y consejos al respecto.

--"Te levantas de la silla"/"Te arrodillas delante de él"--> En estos casos bastará con que la sumisa realice la acción indicada.

--"Te ata las manos a la espalda"--> En este caso la sumisa puede hacer dos cosas. Puede poner las manos a la espalda imaginando que han sido atadas o, si dispone de un trozo de cuerda, goma para el pelo o similar, ponérselo alrededor de las muñecas para simular que ha sido atada.

--"Te dejan atada de esta forma una hora"--> Escala temporal 60:1. Por cada 60 minutos que el relato diga que la sumisa pasa en una determinada posición o haciendo una determinada cosa, bastará con que pase un minuto. Es conveniente que la sumisa disponga de un reloj en un lugar adecuado para que pueda ir controlando los tiempos.

--"Te observa durante unos instantes"--> En caso de que los tiempos no sean estipulado de manera concisa, será la sumisa la que decida el tiempo que desea permanecer llevando a cabo la acción.

--"El desconocido te posee"--> En este caso, en que no se especifica demasiado, la sumisa también tiene dos opciones. Puede optar por masturbarse con la mano sin penetrarse o hacerlo penetrándose con dedos u objetos. Si se especificara la forma, entonces la sumisa deberá seguir las instrucciones dadas.

--"-¿Cómo te llamas?"/"Te pregunta tu nombre"--> Siempre que algún personaje se dirija a la sumisa, conviene que ésta conteste en voz alta (dependiendo de las circunstancias) de forma que pueda vivir el papel que está representando de forma más realista.

--"-Arrodíllate"--> Siempre que un personaje dé una orden a la sumisa, esta deberá obedecerla. Para indicar esto, tras la orden dada, podrá leerse una frase del tipo "Obedeces", "Obedeces la orden", "Haces lo que te ordena", "Respondes" o similar.

--"Túmbate sobre el diván"--> La sumisa puede sustituir el diván por un sillón, un sofá, una cama, etc.

--"Te hace fotos"--> El autor entiende que no es posible que la sumisa se haga fotos así misma mientras mantiene una determinada postura. Por lo tanto, hay dos posibles soluciones. Una es que la sumisa se ponga delante de un espejo y haga fotos de su imagen reflejada en el mismo. La otra es que apunte el objetivo de la cámara directamente hacia ella. en ambos casos se permitiría que la sumisa abandone la postura ordenada mientras realiza esta tarea, debiendo adoptarla de nuevo cuando termine de hacerse las fotos.

--"Acercas tus labios a su miembro y comienzas a lamerlo"--> En este caso sería necesario que la sumisa dispusiera de algún objeto que simulara el miembro masculino. Por ejemplo, una vela o un vibrador. Aunque también puede lamer sus propios dedos para simularlo.

--"Te tumbas en la cama con los brazos en forma de X"--> Es conveniente que la sumisa imprima el relato para poder ir leyéndolo mientras realiza lo que en él se indica. Sin embargo, en algunas posiciones será difícil mantener la lectura del mismo. En este ejemplo, la sumisa puede sujetar el relato con la mano mientras gira la cabeza para poder leerlo. Otra solución es dejar una única mano en forma de X mientras la otra sujeta los papeles para poder seguir el relato. En caso de mantener las manos a la espalda, la sumisa puede situarse ante una mesa o silla donde deje los papeles para que pueda leerlos.

--"Él te acaricia los pechos"--> Cuando se hable de caricias, lógicamente, deberá ser la sumisa la que se acaricie a sí misma.

--"El hombre te deja tendida en el suelo"--> Para representar esto, la sumisa puede tenderse realmente en el suelo, pero si prevé que la incomodidad será excesiva, también puede hacerlo sobre la cama.

En términos generales, la sumisa deberá mantener la última postura ordenada hasta que se le ordene explícitamente en le texto que la deje o se le ordene una nueva.
Como puede verse, es imprescindible usar grandes dosis de imaginación para leer estos relatos. Pero cada vez que lo lea, la sumisa podrá ir añadiendo nuevos elementos que no pudo añadir en otras lecturas.

Agradeceré que aquellas sumisas que prueben el relato dejen sus comentarios en el blog o en mi dirección de correo explicando qué partes fueron más difíciles de representar, qué partes fueron más fáciles, si representaron alguna parte de alguna forma especial gracias a alguna idea que se les ocurrió, qué parte les resultó más excitante, etc. Se agradecerá material gráfico (que nooooooooo, que es brooooooma :P). Cuanta más información obtenga sobre cualquier cosa que se os ocurra, mayores posibilidades tendré de mejorar los próximos relatos y hacerlos más atractivos para la sumisa que los represente.

Hellcat
Barcelona
9 de septiembre de 2004
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Giselle -

He seguido las instrucciones y me encanto ser sumisa. Donde encuentro mas instrucciones??

Hellcat -

Hola nayma, gracias por leer el blog.
Bueno, ya nos contarás qué tal te ha ido.
Besis

nayma -

hola, soy nayma. Me gustaría ser sumisa.Llevo tiempo soñando con ello.Voy a seguir instrucciones para hacerlo lo mejor posible.También aprenderé a recibir el castigo merecido si me equivóco.Gracias

Hellcat -

Bueno, hay varias razones para hacerlo como lo he hecho.
Los relatos están encaminados a mujeres sumis que deseen llevar a cabo la representación a solas, ya sea porque no tiene Amo o porque no quieren tenerlo. Por lo tanto en el relato no puede haber más de una persona que interactue. En un juego de rol, tal y como tú lo propones, haría falta la interacción de más personas. De todos modos no es mala idea hacer un relato interactivo en el que pueda participar más de una persona.
¿Cuando dices "Esta forma que hs elegido no lo convierte en interactivo, sino en un manual de instrucciones" te refieres a este post o al del relato? Este post, en efecto, comprende las instrucciones para poder usar el post posterior, que es el relato interactivo en sí.
Lo llamo relato interactivo porque la sumisa no solo puede limitarse a leerlo, sino que también puede representarlo. Por eso, a la hora de escribirlo he tenido siempre en cuenta este hecho.
En caso de que te refieras a que el post de la historia no son más que instrucciones... pues sí, lo son. Ten en cuenta que en una sesión, al fin y al cabo, la sumisa siempre suele seguir las instrucciones u órdenes que le da el Amo. En eso el relato no se diferencia de una sesión real.
Aps, muchas gracias por tu comentario y por entrar en la página. Encantado de verte por aquí :). No dudes en preguntar cualquier cosa. Beso

Rachel B. -

Una curiosidad. ¿por qué no lo has llamado Juego de Rol? ¿no sería más estimulante crear un juego con determinados personajes con características concretas, fijar las reglas y las normas del juego y el tablero del juego? Esta forma que hs elegido no lo convierte en interactivo, sino en un manual de instrucciones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres