Blogia
Master Hellcat

Conspiraciones IV

En realidad no sé por qué lo sigo titulando “Conspiraciones”, ya que a estas alturas los cuatro sabemos qué puede ocurrir.

En esta ocasión (el fin de semana pasado) reservamos un bungalow en un camping situado en Andorra. Durante la noche del viernes al sábado, jugamos al Uno. Pero con unas cuantas reglas adicionales marca de la casa:

1º. Si W o yo ganábamos, tanto malaika como evangelin debían quitarse una prenda.

2º. Si ganaba una de ellas, la otra debía quitarse una prenda.

3º. Si cualquiera de las dos decía las palabras “sí”, “no” o “dos”, recibiría un azote por cada palabra prohibida que dijera.

Con malaika y evangelin ya completamente desnudas, y habiendo recibido unos cuantos azotes durante la velada, decidimos seguir jugando. Cada vez que perdieran (o la que perdiera de las dos), debería pasar una prueba. La primera prueba que establecimos fue que, si W o yo ganábamos, ellas serían sobadas, magreadas, acariciadas (llamadlo como queráis) por el Amo de la otra. Si ganaba una de ellas, la humillación debería sufrirla la otra en solitario. Se dio el primer caso, por lo que, según lo establecido entre los Amos, tocaba que yo me dedicara al cuerpo de evangelin mientras W se dedicaba al cuerpo de malaika. Sin embargo, evangelin se negó a entrar en el juego, por lo que cambiamos ligeramente los planes. Le ordené a malaika que se levantara, pero ella, viéndose sola ante tal situación, comenzó a dudar. Como la conozco bien, sabía que lo que le hacía falta era un pequeño empujoncito para que entrara en el juego. Así que me levanté, me puse tras ella y comencé a retirarle la silla para obligarla a levantarse. Una vez de pie, recordé lo excitada que se puso la última vez cuando en una situación similar, inmovilicé sus brazos a la espalda. Así que me puse detrás de ella, con mi cuerpo pegado al suyo desnudo y trabé sus brazos con los míos, obligándola a exponerse ante W. No perdiendo la oportunidad, W se dedicó principalmente a sus pechos, acariciándolos, pero también azotándolos. Los gemidos y gritos de malaika no sólo daban fe de su dolor, sino también de su excitación, que aumentaron cuando también su sexo fue incluido. Así fue como los cuatro decidimos retirarnos por aquella noche, aunque no a dormir, claro está ;).

La noche del sábado al domingo, repetimos con el Uno. De nuevo malaika y evangelin acabaron completamente desnudas. Esta vez decidimos aplicar una nueva regla. Cada vez que W o yo ganáramos, malaika y evangelin recibirían 5 azotes cada una. Si la que ganaba era una de ellas, los azotes los recibiría la otra. La peor parte se la llevó malaika, debido a que evangelin ganó varias partidas. Al cabo de un rato decidimos retirarnos, aunque, de nuevo cada cual con su respectiva pareja, los juegos continuaron un rato más. 

El domingo por la mañana W nos despertó preguntándonos si nos apetecía que evangelin jugara con malaika. Asentimos y al cabo de un momento W apareció guiando a su sumisa, que tenía los ojos tapados. Primero fue evangelin quien dio placer son su lengua a malaika mientras W penetraba a su sumisa. Después se intercambiaron los papeles y fue malaika quien debió aplicarse para dar placer a su sumiamiga. El siguiente “asalto” consistió en un 69 entre ambas. Y, finalmente, cada cual se dedicó a disfrutar de su propia sumisa.

Con todo ello, llegó la hora de marchar, con el tiempo justo para recoger los bártulos y dejar el camping.

Hellcat

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

malaika{Hc} -

Hola Patrizia,

Soy malaika{Hc}, la sumisa de mi Amo Hellcat.

Simplemente quiero darte mi apoyo y decirte que eres muy valiente por haber salido de esa situación que nada tiene que ver con el BDSM. Y más valiente eres aún por buscar los recursos para recuperarte.

Dices en tu comentario "el se basó en todo lo que comentais en los cuadernos, en los foros. Y si tiene que ver, todo lo que me paso lo hizo el y algunos amigos y amigas suyos, que son del círculo BDSM." Por lo que explicas lo que has vivido no tiene nada de SANO SEGURO Y CONSENSUADO que son las tres bases del BDSM y que sin ellas no es BDSM. Aunque hayan utilizado ciertas bases que se utilizan en este mundillo... si "tu Amo" no brindó por tu seguridad no se merece que se le llame Amo.

Coincido con el Sr. Hellcat que lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de un buen profesional. Un psicólogo, un psiquiatra, un terapeuta... Alguien que te dé confianza y le puedas explicar todo lo que te ha pasado.

Ánimo y sigue igual de valiente!!

malaika{Hc}

Hellcat -

En tu caso es difícil saber distinguir el límite entre malos tratos y BDSM. Hay que reconocer que ese tipo era realmente listo. Pero pregúntate una cosa: ¿por qué entraste en el mundo del BDSM? ¿Qué buscabas? Lo que todo el mundo: morbo, placer, diversión. ¿Tú te divertías? ¿Lo pasabas bien? Y no me refiero a al tortura o al dolor, sino a lo que sentías después. Si te sentías como una mierda, entonces es que no te divertías. Y si no te divertías, entonces no es BDSM. Porque en el BDSM ambas partes han de divertirse.
Por lo que me cuentas, la única persona que te puede ayudar es un psicólogo. Creo que ese tipo te dañó más allá de lo que yo o cualquier otro Amo podemos comprender. Sólo un profesional podrá ayudarte.
Hellcat

Patrizia -

Hola,

Ahora tengo 20 años, con 17 años me atrajo todo este mundo y conoci un hombre. Era encantador,interesante, le adoraba. Al poco tiempo empezó a mencionarme cosas sobrelas delicias de la experiencia BDSM y me dijo que si yo quería, sólo con mi consentimiento me enseñaría a ser una sumisa.

Al cabo del tiempo, me dijo que era una sumisa excelente y que estaba preparada para ser su exclava. Me explicó los términos.

Cuando me refiero a exclava, quiero decir a exclava, como forma de vida, es decir en todos los ámbitos. Mi voluntad se convertiría en su voluntad. etc etc. El me enseño todo, me aleccionó.

Las enseñanzas de mi Amo, a parte de sus preferencias también fueron leer foros, leer los cuadernos BDSM. El me explicaba con detalle todas mis dudas.

Yo veia en los foros los comentarios sobre la felicidad y el placer que sentían las sumisas y las esclavas y lo deseaba con toda mi alma. Esas sensaciones que explicaban de Dolor/placer tan maravillosas.

Poco a poco empezó a torturarme, cuando me convertí en su exclava no había ya palabra de seguridad porque era exclava. Me compartía con quien quería... me violaban, me pegaban, a veces me tenía encerrada dias o atada como un perrocon el collar.

Seguía diciendome que eso era lo que yo deseaba, porque era su esclava, que esa era mi felicidad.

Todo fue una espiral, cuando me di cuenta de la mierda de persona en que me había convertido. Todas las noches lloraba.

Al final conseguí escapar de todo aquello gracias a una persona que se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, ella me ayudado mucho, pero no me he recuperado.

Cuando comento lo que me ha pasado, dicen que no tiene que ver con
BDSM. Que ese era un tal y cual, pero el caso es que el se basó en todo lo que comentais en los cuadernos, en los foros. Y si tiene que ver, todo lo que me paso lo hizo el y algunos amigos y amigas suyos, que son del círculo BDSM.

No encuentro ningun foro BDSM en el cual compartir mi experiencia con otras personas que les hubiera pasado lo mismo y explicaran como salieron o quien les ayudó.

Sabes quien puede ayudarme? A quien puedo recurrir? si en el círculo BDSM existe algun grupo que se encargue de este tipo de casos?

Gracias por escucharme.

Hellcat -

Gracias por leernos y por tu comentario.
Ciertamente, las reglas están pensadas para que sólo puedan ganar los Amos ;).
Supongo que sigo usando "Conspiraciones" como título para que sea más sencillo buscar las partes anteriores y así leer nuestras aventuras desde el principio.
Saludos.

canela -

Buenas
Considero que el titulo de conspiración es muy aplicable porque aunque ya saben lo que pasará,les dan reglas para que puedan ganar, aunque la verdad es que no lo permitan.
Los felicito por tan interesante fin de semana. Saludos a todos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres